domingo, 26 de octubre de 2008

DEPÓSITOS DE COMBUSTIBLE

El Nautilus se mueve gracias a energías renovables: la imaginación, la curiosidad, el afán de mejora... Nuestros tripulantes siguen un estricto régimen de alimentación "intelectual" y de ejercicio mental.
Leemos siempre que podemos (y podemos siempre que queremos). Ahora mismo nuestros tanques se están llenando de:

El poni rojo de John Steinbeck, niños y caballos domesticándose mutuamente





La ciudad de las bestias de Isabel Allende







Los secuestradores de burros de Gerald Durrell

Los cretinos de Roal Dahl
...
El león, la bruja y el armario de Las Crónicas de Narnia por C.W. Lewis

1 comentario:

Marta (de Jacarilla) dijo...

Hola Capitán Nemo.Yo me he leído el libro de `Los Cretinos´y me gustó mucho.Adiós.