viernes, 5 de noviembre de 2010

El primer fruto

Esta mañana hemos estado trabajando los microrrelatos. Como ejemplo hemos utilizado un libro precioso Déjate contar un cuento, editado por Médicos sin fronteras. Las fotografías han inspirado a la tripulación (a unos más que a otros) haciéndoles entender que para contar una historia a veces sólo se necesita ver con los ojos del personaje o ser el que está enfrente, mirándolo.
Luego, hemos propuesto uno de los fotogramas de También la lluvia (el mismo para todos) y hemos abierto las ventanas de la imaginación. El primer valiente en echarse a volar ha sido Salvador, que se ha metido en la piel del conquistador español que cruza su mirada con el indígena.

Nota del capitán: La pena es que se hayan tomado todos al pie de la letra lo de "micro"-relatos. ¡Qué se le va a hacer! Lo bueno si breve...

3 comentarios:

Cañada Blanch Infantil dijo...

Enhorabuena por utilizar el estilo de microrrelato , tan acorde con la navegación a golpe de bits, para expresar tanta emoción.
Seguro que cuando Iciar Bollain lo lea se emocionará tanto como se ha emocionado doña Díriga

jose dijo...

ola que esta muy bien lo que as echo y que me gusta que te pongas a hacer mas gracias

saalviika dijo...

ja ja gracias a todos, pero no lo hubiera echo si no fuera por mi profesora maría amada ja ja gracias profesora.