lunes, 1 de noviembre de 2010

Los mineros de la "San José"

Hace unos días estudiábamos la geografía de América, repasábamos los países, dimos con Chile y lo que antes era un espacio de color amarillo en el mapa se convirtió en un lugar real con personas reales.
En La Unión sabemos de mina, del esfuerzo, el dolor y el miedo que encierra, y la historia de estos mineros sepultados atrapó la atención y el corazón de la tripulación. Propusimos ponerla por escrito y, aunque todos se esforzaron, he seleccionado sólo una de las redacciones. Su mejor virtud es que demuestra a su autor, que no quería intentarlo por si no se acordaba de los detalles, que con esfuerzo todo es posible: desde completar una redacción a rescatar a 33 mineros del fondo de una mina. Esta es y la firma Juan de Jesús Vargas (Mou):

El cinco de agosto hubo un derrumbe en el desierto de Atacama y a los mineros se les daba por muertos. Los familiares fueron para el desierto de Atacama e hicieron un campamento esperando a que les dijeran algo. El alcalde llamó al mejor ingeniero y el ingeniero les pidió el plano y el plano estaba mal hecho. El ingeniero llama a los que han estado dentro y hace con lo que le dicen otro plano y adivina dónde está el refugio. Con una taladradora pequeña hace un agujero en línea recta y los mineros ponen un papel: “Somos treinta y tres mineros y estamos bien”. Empiezan a hacer un agujero y el 12 de octubre llegan a donde están y los sacan a todos el 14 de octubre.
Nota del capitán: Un poco de lío con las autoridades; donde dice "alcalde" léase "Presidente"

1 comentario:

Andrós dijo...

Hola, Juan de Jesús Vargas. Está xulisima la historia de los mineros. Adiós, no estudies muuuuuuuuxo Mauuuuuuuuuuuuuuu. Que te den galgo, de tus amigos Andrés y Ramón.