lunes, 14 de marzo de 2011

Mi padre (por Alfonso)

Mi padre se llama Vicente Garrido Fernández. Mi padre para mí es todo porque a un padre no lo tenemos todos los días, yo de momento, gracias a Dios, lo tengo. Lo que más me gusta de mi padre es que no le teme a los caballos porque es domador. Doma a los caballos empezando por hacerles tocar la cara, por que se dejen tocar por todas partes. Cuando lo consigue ya empieza hacerle la cara, la boca, el cuello, poniéndole un cabezón en la cabeza con un hierro que se le llama bocado y en el lomo le pone la silla.Y desde el bocado hasta la silla con unas gomas elásticas se las ponen para hacerle el cuello para cuando lo montes, lo enganches o le estires para que vaya para algún lado, tato a la izquierda como a la derecha, que te haga caso. Cuando ya tiene la boca hecha, o sea, la cabeza entera, pues entonces ya le pones los arreos y lo sacas a riendas largas por la calle para que se acostumbre a los coches, camiones, motos, etc...
Una vez que el caballo se acostumbra a los ruidos le pones una rueda para que se aprenda a estirar. Cuando aprenda a estirar, entonces lo metes al carro y ya sabes lo que hace: si sabe estirar, si le hace falta ponerle más las gomas o si hace falta enseñarle algo. Cuando ya lo tengas enganchado bien y vaya bien, entonces eso será un caballo domado, mientras no será nada más que un caballo salvaje.
Eso es lo que me gusta de mi padre porque hace todas esas cosas con los caballos y a mi me encanta. Espero que os haya gustado mucho.

No hay comentarios: